“La reconversión de J-Smoove”

Josh Smith se ha consagrado como uno de los mejores ala-pívots de la mejor liga del mundo. Durante la recién concluida temporada, el “5” de los Hawks ha dado un paso adelante en su juego. A pesar de haber alcanzado la madurez como jugador, siempre ha seguido fiel a su espectacularidad. Un clásico en los "highlights” diarios, se ha convertido en el líder de los siempre competitivos Atlanta Hawks.

Josh Smith es considerado como uno de los “HighFlyers” más peligrosos de la NBA. Un atleta sin límites, su capacidad de salto y atletismo le convierte en uno de los taponadores más feroces de la liga. Es por estas razones, por las que es uno de los jugadores más letales y temidos en las transiciones ofensivas (y defensivas).
Durante las últimas temporadas, a “J-Smoove” se le había criticado por ser un jugador con pocos recursos ofensivos y que su productividad se limitaba a su espectacular capacidad atlética. Pero lo cierto, es que durante la pasada campaña ha sabido dar con la tecla para trasladar su juego al siguiente nivel. Para ello, Josh Smith ha sabido reconocer sus puntos débiles y fuertes y poder alcanzar la madurez como jugador.
En el ámbito estadístico, Josh Smith ha tenido una sensible mejora, mejorando sus números en puntos por partido y rebotes. “Smoove” terminó la temporada con unos más que notables números, con unos promedios de 18,6ppp-9,6reb-4ast-1,7tapones se asentó como uno de los mejores interiores de la liga.
El producto de la Oak Hill Academy está demostrando no tener techo. A pesar de su evidente mejoría y paso adelante, sigue sin ser reconocido en la liga como el jugador que en realidad es, una estrella. A pesar de sus buenos números y el buen balance de los Hawks, Smith sigue sin ser lo valorado que debería. De hecho, son muchos los aficionados que se preguntan por qué Josh Smith no ha participado aún en el “Partido de las Estrellas” en el “All-Star”. Él ha manifestado públicamente su malestar por este hecho ya que este es el segundo año consecutivo en el que se queda a las puertas del célebre evento.

Durante la pasada campaña, Josh Smith se ha visto envuelto en varios rumores de traspaso, de hecho, fue el propio ala-pívot quien propuso su salida de la franquicia. A pesar de su regularidad y su buen rendimiento, manifestó en varias ocasiones su intención de cambiar de aires. Atlanta ha sido durante los últimos años una de las potencias de su conferencia, pero lo cierto es que está lejos del trono del Este. A pesar de sus notables balances en temporada regular, no termina de convencer. Cierto es que el “roster” de los Hawks es un bloque sólido, capaz de competir contra cualquier equipo, pero han demostrado la dificultad que tienen a la hora de presentar batalla en una serie a 7 partidos. Esta es posiblemente, una de las razones por las que Smith estaría interesado en un traspaso. Otra razón de peso es que no todo es de color rosa entre la franquicia y el jugador de 26 años. Ya que hay serias dudas sobre la relación de “J-Smoove” y los Hawks.
No hay duda, de que su futuro es ilusionante. La pasada campaña ha sido el trampolín para un jugador que no tiene límite. Esta temporada ha demostrado su capacidad para mejorar y seguir trabajando.
Josh Smith es un jugador nuevo y los aficionados a la mejor liga del mundo somos los más beneficiados. Esperemos que esta temporada sea el primer paso hacia una carrera brillante, talento no le falta ahora solo toca esperar y disfrutar de uno de los jugadores más espectaculares de la NBA.
Este artículo está escrito por Nacho Juan Gracia (podéis seguirme en Twitter, @NachoJuanRules) Gracias por vuestra lectura 

Share this:

,

CONVERSATION

1 comentarios:

  1. Muy buen articulo; yo aun me pregunto que le falta a este jugador para dar ese salto al All Star: ¿Jugar en un equipo de anillo? no lo se, pero algo esta claro, es una estrella.

    ResponderEliminar