J-Kidd


"J-KIDD"


Jason Kidd, uno de los mejores bases de la historia de la NBA. Faltan adjetivos para describir al que ha sido uno de los mejores “PG´s” de la última década. Sus logros y hazañas le preceden, clasificado en el 2º puesto en asistencias totales de la historia de la liga, detrás del legendario Stockthon, es uno de los bases más singulares que jamás hayan pisado una cancha de baloncesto. El base californiano posee un IQ y un conocimiento del juego únicos y junto a su espectacular y brillante habilidad para asistir le convierten en el director de juego perfecto.  Tampoco podemos olvidar su brillante versatilidad en la cancha, gracias a ella es nada más ni nada menos el 3º jugador con más triples dobles de la historia de la liga. Éstas son algunas de las virtudes que atesora el genial base de San Francisco y que le han convertido en uno de los personajes más 
célebres de la mejor liga del mundo.

Puede que sus mejores años ya hayan pasado, pero el base de 39 años tiene aún mucho que decir en la liga. El campeón de la NBA con los Mavericks , ha decidido cambiar de aires, ¿destino? Nada más ni nada menos que a los célebres New York Knicks. A pesar de haber cumplido 39 años el pasado marzo y de haber considerado la retirada, J-Kidd ha demostrado tener cuerda para rato y ha afirmado estar preparado para ser el director de juego de estos renovados “Knickerbockers”.

La temporada 2012/13 será la 21º de su carrera profesional, el veterano permanece reacio a la posibilidad de dar por finalizada su dilatada carrera y en Nueva York esperan con los brazos abiertos al talentoso “playmaker”. La posibilidad de los Knicks de crecer al mando de Jason Kidd es más que esperanzadora para la afición de la “Gran Manzana”. Tras la sonada “Linsanity” durante la pasada campaña, Kidd se presenta como el más que probable “PG” titular de la franquicia neoyorquina. Su fichaje por los Knicks ha sido muy alabado por toda la franquicia, ya que se postula como el base ideal para un equipo que carece de un director de juego de verdad. Está más que claro que la mayoría de los tiros serán llevados a cabo por los Stoudermire y “Melo” Anthony y es por ello por lo que el orden y el movimiento de balón serán responsabilidad en gran parte de Kidd. Responsabilidad que no es poca para el base californiano. Todo jugador que porta la elástica de los Knicks sabe que tiene una presión añadida. El rendimiento de “Mr Triple Double” será examinado con lupa durante toda la temporada. Mike Woodson ha apostado por una dupla Felton-Kidd (aunque no olvidemos al argentino Pablo Prigoni) que dará que hablar durante la temporada. La irregularidad de Felton hace más que posible la titularidad de Kidd aunque no podemos descartar nada a priori. 

Lo que si es seguro es que Kidd se postula como uno de los pilares del conjunto neoyorquino en la siguiente campaña. Su versatilidad y su inigualable visión de juego en la pista serán claves para el buen rendimiento colectivo del equipo neoyorquino. Si a algo nos ha acostumbrado Kidd, es a disfrutar de sus espectaculares e inverosímiles pases y muy poca gente se atreve a dudar del buen rendimiento del veterano base allá donde va.

Jason Kidd, un “10 veces All-Star” al que se le presenta una de sus últimas oportunidades de alcanzar la gloria. Un doble campeón olímpico, un líder y un director de juego único, un futuro “Hall of Famer.

Artículo escrito por Nacho Juan Gracia (podéis seguirme en twittter, @NachoJuanRules) Gracias por vuestra lectura J

Share this:

,

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario