El fichaje del verano: Steve Nash.


Todo empezó en la temporada 2010-2011. El rendimiento de Derek Fisher había bajado notablemente y los Lakers buscaban un base. Ese base podía haber sido Chris Paul, de no ser porque la NBA vetó su fichaje en diciembre de 2011. Con él habrían encontrado un jugadorazo que lideraría el equipo junto a Kobe y anotaría y asistiría. Uno de los mejores bases del mundo. La búsqueda de éste seguía su curso.

 En la 2011-2012 probaron con Ramon Sessions pero fracasaron cayendo en semifinales de conferencia ante Oklahoma City Thunder (4-1) mostrando un pésimo juego en playoffs y un gran problema; la defensa. Había sido una temporada desastrosa para los de Mike Brown. Se hablaba de problemas de vestuario, de que ese fracaso había sido por Mike Brown... Acabó la temporada y llegó un verano lleno de rumores: ¿Pau a Houston? ¿Bynum a Orlando?

Steve Nash llegaba a Los Ángeles para buscar ese anillo que se le resiste. Era el fichaje perfecto, con él habían encontrado al base que tanto necesitaban para volver a optar con fuerza al anillo. Con él todo el mundo parece mejor. A pesar de sus 38 años al canadiense todavía le queda mucho baloncesto. Con él Pau jugará su mejor baloncesto y buscará volver a hacerse fijo en LAL y que nadie dude de él. Un quinteto Nash, Kobe, Metta World-Peace, Pau, Bynum parecía imparable y solo comparable con el de Miami. Pero a este quinteto todavía le quedaba una pieza por rotar. Bynum se marcharía a Philly y la "Dwightmare" acababa para que Dwight Howard pusiera rumbo a Lakers. Dwight Howard llegaba para aportar mucha defensa, anotación y para formar junto a Pau una zona de ensueño. Después llegaría Antawn Jamison que aportará anotación desde el banquillo.

Así, los Lakers volvían a tener una plantilla completa con la que optan al anillo. Es, sobre el papel, el equipo más duro de la conferencia oeste. Personalmente creo que todo pasa por Steve Nash. Si sigue jugando y haciendo jugar al equipo como sólo él sabe, estarán en las finales. Este, sin duda es su mayor reto. Tiene que hacer a los Lakers campeones otra vez. Aunque por ahora no estén ganando y se dude de este equipo yo confío plenamente en la capacidad de Steve Nash de hacer jugar al equipo. De lo que mucha gente duda es de si en ese vestuario con Kobe, Metta World-Peace y Dwight Howard habrá problemas de ego, esto también pasa por Steve Nash que tiene que liderar, junto a Kobe, el vestuario Laker y poner orden en él. ¿Conseguirá este jugón su primer anillo esta temporada?
Escrito por Germán Coronel (@GCoronelM). ¡Gracias por leerme!


Share this:

,

CONVERSATION

1 comentarios:

  1. Para mi el único problema que tiene Lakers se llama Mike Brown, sigo pensando que con ese entrenador no van a ningún lado... Por lo demás me espero mucho, sobretodo de Howard, tiene que ser un portento debajo del aro, defender y atacar como si le fuera la vida en ello, Nash está claro que no va a defraudar, no va a bajar de las 7 asistencias por partido y eso es algo que Lakers no tiene en un base desde hace años, quizas desde Magic. Pienso que Kobe es listo y sabe que le quedan un par de balas en la recamara, creo, que va a saber liderar este equipo y va a ser menos egoista. Pero eso en un par de semanas ya se sabrá...

    @Cuevas21

    ResponderEliminar