Sir Charles.


Si hablamos de grandes reboteadores, se tiene que hablar del gran Charles Barkley. A pesar de su baja altura para su posición (1.98) consiguió ser uno de los mejores reboteadores junto a Rodman en los 80 y 90.
Perteneció al legendario Dream Team del 92' donde compartió vestuario con Jordan, Magic, Bird & co. Siempre condicionado por su carácter y sus apariciones fuera de la pista se convirtió en un ídolo para todos los aficionados.
Se convirtió en el segundo jugador en la historia de la NBA, tras Wilt Chamberlain, para acumular 23.000 puntos, rebotes y asistencias 12.000 4.000 en su carrera
Pertenece al Hall of Fame de la NBA desde 2006 y está considerado uno de los 50 mejores baloncestistas de la historia de la NBA y desde hace unas temporadas es comentarista en TNT. En la mítica película "Space Jam" fue uno de los co-protagonistas. Esta es su historia

Estudió en la Universidad de Auburn donde estuvo tres temporadas, fue muy criticado por su baja altura y su sobrepeso, pero a pesar de ello promedió 14 pts 9 reb 1 tapón. Su poderío físico y reboteador le valieron el apodo de "The Round Mound of Rebound", aunque midiese 1.98 en la universidad jugó como pívot. Fue muy criticado en esta etapa por recibir dinero de agentes deportivos por lo que fue varias veces sancionado.

Antes de que acabase su último año en Auburn decidió presentarse al Draft de 1984, en el cual fue seleccionado en la quinta posición en el que está considerado como uno de los mejores Draft de la historia, con jugadores de la talla de Michael Jordan, Hakeem Olajuwon, John Stockton, etc.
Empezaba su andadura en la NBA en las filas de los Sixers de Malone, Erving y Cheeks, que solo hacía dos temporadas se habían alzado con el anillo.
Bajo la tutela de Malone, Barkley fue capaz de controlar su peso y aprendió a condicionarse para los partidos. En su primera temporada en Philly hizo 14 pts y 8 reb, estos números le valieron entrar en el quinteto de Rookies de la temporada 1984/85. En los Playoffs, los Sixers llegaron hasta las finales de conferencia, donde les esperaban los temibles Celtics de Larry Bird., fueron derrotados en cinco partidos.
En su segunda temporada, Charles mejoró considerablemente sus números, consiguiendo de media un doble-doble por partido (20 pts 12 reb) y consagrándose como una pieza fundamental en los Sixers, al finalizar la temporada fue incluido en el segundo mejor quinteto de la liga. En playoffs los Sixers no consiguieron llegar muy lejos ya que fueron eliminados por los Bucks en segunda ronda, pero a pesar de ello Barkley realizó unos fantásticos números (25 pts 15 reb).

En la temporada 1986/87, Moses Malone fue traspasado a los Washington Bullets por lo que Sir Charles se convertía junto al Dr. J en las estrellas del equipo. Barkley seguía mejorando, tanto que fue seleccionado por primera vez para participar en el All-Star Game y fue incluido en el mejor quinteto de la NBA con una media de 23 pts 14 reb. A pesar de estos números, no pudo hacer frente a unos potentes Bucks que se deshicieron de los Sixers por segundo año consecutivo, esta vez en primera ronda.
Al finalizar esta temporada, la que había sido la estrella de Philadelphia durante años se retiraba, Julius Erving dejaba como actor principal a Barkley con toda la responsabilidad que conllevaba eso.
Barkley no defraudó, jugó 80 partidos, aumentó su media anotadora, jugó su segundo All Star Game y volvió a ser incluido en el mejor quinteto de la NBA, su fama como jugador franquicia de los Sixers le valió para ser portada en Sports Illustrated, pero a pesar de esta gran temporada individualmente, los Sixers no consiguieron meterse en Playoffs (Hecho que no pasaba desde 1975).
Las temporadas pasaban y Charles seguía creciendo como jugador. Su mejor temporada en la NBA fue en 1990 con 25 pts 12 reb y un 60% en TC. A pesar de conseguir mas votos para el MVP, el premio cayó a las manos de Magic Johnson. En Playoffs llegaron hasta las semifinales de conferencia, donde fueron eliminados por los Bulls de Jordan.

Al finalizar la temporada 1991-92, Barkley exigió a la directiva de los Sixers que fuese traspasado tras hacer un balance de 35-47. Tras este anuncio los Sixers traspasaron a Charles a Phoenix a cambio de Hornacek, Tim Perry y Andrew Lang. Comenzaba una nueva etapa para Barkley, en Phoenix alcanzó su mejor nivel, pero a pesar de ello, no consiguió un anillo.
En ese mismo verano Charles Barkley fue seleccionado para formar parte del mejor equipo hasta la fecha que se recuerda, el Dream Team, en el que fue una pieza clave con 18 puntos de media y con un tope record de 30 pts en una de las mayores victorias que se recuerdan, 127 - 83 vs. Brasil.

En su primera temporada en Arizona promedió 25 pts 12 rebotes y una marca personal de 5 asistencias que le llevó a conseguir su ansiado premio MVP. Los Suns eran un equipo imparable, hicieron un increíble record de 62-20 y llegaron hasta las Finales, hecho que no ocurría desde 1976, pero perdieron contra los Bulls de Jordan 4-2.
Tras esta temporada, Barkley empezó con problemas físicos y las especulaciones de traspaso tras su brillante temporada en los Suns. Debido a su lesión de espalda bajo ligeramente sus estadísticas (21 pts 11 reb 49% TC), pero aún así fue seleccionado para su octavo All-Star Game (El cual no jugó por una lesión muscular) y para el mejor quinteto de la NBA.
En la postemporada, los Suns no pudieron hacer nada ante los imparables Rockets de Hakeem.
Barkley siguió luchando contra sus múltiples lesiones e intentando conseguir su ansiado anillo. Tras varias temporadas en Arizona, los Suns cansados de sus constantes lesiones decidieron traspasar a Barkley con dirección a Texas, allí empezaba una nueva etapa, la cual sería su última en la NBA.
Fue traspasado a Houston por Sam Cassell, Robert Horry, Bryant Marcos y Chucky Brown, en los Rockets compartiría vestuario con las veteranas estrellas Drexler y Olajuwon en el que sería su último intento de asaltar la NBA y conseguir el título, estamos en la temporada 1996-97.
Los años pasaban factura al gordito de Barkley, las lesiones no le dejaban ser regular, con partidos en los que recordaba a ese jugador que despuntaba en Philadelphia y otras veces no daba lo esperado.
Con Olajuwon manejando el poder ofensivo en la zona, Charles se dedicó especialmente a su faceta reboteadora con un record personal de 33 rebotes en una noche y una media de 13 por partido.
En Playoffs seguía sin poder pasar de las Finales de Conferencia, esta vez su bestia negra fueron los Jazz de Malone y Stockton.

En sus dos últimas temporadas apenas jugó debido a sus lesiones, pero el final de su carrera fue memorable, Barkley no quería que la última imagen de su carrera fuese retirado por una lesión en el campo, asi que en una jugada cogió un rebote imposible y acabó machacando, fue un gran final para un grandísimo jugador, él era Sir Charles Barkley.

Artículo escrito por Sergio Rabinal (@SergioSoulBeats). Gracias por tu lectura.

Share this:

,

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario