El CAI suma y sigue (99-86)

Festival anotador el que se ha podido disfrutar esta tarde-noche de viernes en el Príncipe Felipe. Partido que exceptuando el primer cuarto, ha sido controlado (o al menos en el marcador) por el conjunto rojillo, que apoyados en su sideral acierto desde el perímetro ha sabido mantener a raya a un Blancos de Rueda que no se ha quedado atrás en cuanto a anotación se refiere.


De la mano del cuarteto Norel-Van Rossom-Llompart-Roll y una férrea defensa (23 pérdidas de su rival), el CAI ha conseguido dar un importante paso adelante de cara a seguir escalando puestos en la zona noble de la tabla.


A pesar de que el CAI hacía gala de su agresividad para poner en aprietos a los visitantes desde el primer minuto, lo cierto es que el partido se mantuvo parejo en los primeros compases del mismo. Los zaragozanos parecían más metidos en el encuentro pero la mala fortuna de cara al aro y el fulgurante inicio de Montañez (9p), ponía al Blancos de Rueda Valladolid por delante. La agresividad de los locales en defensa no se traducía en canastas por lo que el partido seguía decantándose por el lado de los visitantes. Llegábamos al final y ni las continuas pérdidas de balón ni los problemas de falta impidieron que se fueran por delante en el marcador al término del primer cuarto (14-18).

El CAI seguía negado en el lanzamiento lo que seguía aprovechando el conjunto vallisoletano. Hasta que en tan sólo un instante aparecieron las figuras de Llompart y Stefansson (8p cada uno) para dinamitar el partido desde el perímetro y obligar a Roberto González a pedir tiempo muerto. Con el base mallorquín a los mandos, los rojillos jugaban a placer. Los tiros parecían entrar con facilidad y los problemas de faltas tanto de O'Leary como de Sinanovic les estaba causando estragos.El descalabro visitante era palpable, a lo que Van Rossom (7p) aprovechó para hacer sangre y poner tierra de por medio en el luminoso. Finalmente, la primera mitad llegaba a su fin con resultado favorable para los maños (48-39).

94694_81_31609_81
acb.com
Los zaragozanos empezaban como un tiro en la segunda mitad. Apoyados en la sociedad Roll-Norel (12p) ponían un parcial de 13-3 que ponía las cosas cada vez más complicadas a los locales. El espectáculo rojillo no había hecho más que empezar, con Stefansson (16p) a la cabeza, eran infalibles desde cualquier posición (67-41). Pero los pucelanos no bajaron los brazos y con un silencioso pero contundente parcial de 2-14, José Luis Abós tuvo que pedir tiempo muerto para calmar los ánimos. Tanto Montañez (21p), como Grimau (12p) -ayudados por Porta (10p)- seguían con su particular show en este cuarto para seguir dando vida a los suyos. Aprovechando la empanada local, el tercer período terminaba con un 74-64 gracias a un triple estratosférico de O'Leary (11p).

Ante el buen final de los visitantes, Michael Roll (20p) se vio obligado a coger las riendas de su equipo para evitar cualquier intento de remontada. El encuentro era un 'toma y daca' continuo que no parecía dar fin ni por uno ni por otro. Aunque con Montañez y O'Leary (17p) a la cabeza el Blancos de Rueda ultimaba sus opciones , la remontada se antojaba imposible con el paso de los minutos. Eso sí, el acierto de ambos conjuntos era no menos que excelente, lo que unido al vertiginoso ritmo del partido no permitían al espectador ni tan siquiera despistarse. Sin embargo, el partido estaba decantado y sin más dilación, concluía con victoria local (99-86).

Share this:

,

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario