Del infierno al cielo

Como ya viene siendo habitual, cada año en el Draft de la NBA, tenemos la oportunidad de conocer historias cuanto menos curiosas sobre los jugadores que deciden presentarse, y tener así cada vez más cerca su sueño. Esta ocasión no ha sido una excepción, y entre todos los participantes, hay una trayectoria que sobresale por encima del resto, y esa es la de Glen Rice Jr., ahora jugador de los Washington Wizards.




Decimos que destaca, no por su brillantez y éxito, sino por lo trastabillado y titubeante de su recorrido. De primeras, como bien se puede observar, este joven de 22 años de Miami es hijo de Glen Rice Sr, quien militó 15 temporadas en la NBA, alzándose con el anillo de campeón en la 99/00 con aquellos Lakers de Shaq, Kobe Bryant & cía. Como no podía ser de otra manera, Glen heredó las raíces baloncestísticas de su padre y aun no teniendo todos los focos sobre él en 'high school', se hizo con una beca para asistir a la universidad de Georgia Tech. 


Pero fue precisamente durante su periplo en 'college' cuando todo empezaría a cambiar en la vida de Rice. Después de una primera temporada sin incidentes y demasiado protagonismo con los 'Yellow Jackets', dio un paso adelante en su juego como 'sophomore', erigiéndose como una de las piezas más importantes del equipo.  Las cosas en lo deportivo enderezaron el rumbo, hasta que para sorpresa de todos, el entrenador Paul Hewitt lo apartaba del equipo sin dar explicación, lo que daba a entender que había problemas en el entorno del jugador. 


Sin embargo, lo que acabaría por colmar el vaso llegaría en su año 'junior', tras ser suspendido hasta en 3 ocasiones. Glen se había consagrado como 'sexto hombre', tomando a pesar de ello más responsabilidades debido a la marcha de un tal Iman Shumpert a la NBA. Pero los continuos incidentes fuera de las canchas no hacían posible que éste encontrara la regularidad y solidez en su juego, lo que le podía empezar a costar caro de cara a su futuro profesional. 


Si ya de por sí la situación de Rice era convulsa, el 13 de marzo, se le expulsaba definitivamente del equipo y de la universidad tras verse involucrado en un tiroteo. Un hecho que acabaría siendo un punto de inflexión en su carrera. La opción más corriente en estos casos era pedir el 'transfer' a otra universidad, pero tras un tiempo de reflexión, Glen Rice Jr, tomó una decisión no menos que atípica, apostando finalmente por dar el salto al baloncesto profesional de la mano de los Rio Grande Valley Vipers de la D-League. 


Pero nadie dijo que fuera fácil. Independientemente de su pedigrí sus ya bien conocidas aptitudes para el deporte de la canasta, sus comienzos en la liga de desarrollo fueron complicados, disputando tan sólo 147 minutos en los primeros 22 encuentros. Muchos ya comenzaban a dudar sobre el futuro profesional de un Glen Rice que empezaba a sufrir en sus propias carnes lo que era el mundo real. Sin embargo, la perseverancia y el trabajo tuvieron sus frutos con el paso del tiempo, gozando cada vez de más minutos y así pues, de más protagonismo. Fue precisamente un 4 de febrero cuando el ex 'Yellow Jacket' comenzó a escribir su redención personal, cosechando 35 puntos y 15 rebotes frente a los Springfield Armor. A partir de entonces, todo fue sobre ruedas. 

Aun no consiguiendo alzarse con el concurso de mates en el All-Star de la D-League, Rice se erigió junto a Goudelock como el líder de los Vipers, venciendo 16 partidos consecutivos. Los Playoffs se acercaban, y con ello, el Draft comenzaba a ser tema de conversación al otro lado del charco. La gran campaña de Glen no estaba pasando ni mucho menos desapercibida, y muchos 'scouts' le colocaban incluso en la primera ronda. Independientemente de resultar descabellado, el 'shooting guard' de Miami tenía papeletas para convertirse en el primer jugador de la historia en ser formado en la Liga de Desarrollo y ser elegido entre los 30 primeros. 



Por si fuera poco, su mejor nivel llegaría en las Finales de la D-League, donde lideró a los suyos con unos registros de 25 puntos, 9'5 rebotes y 4'3 asistencias para alzarse con el título de campeón. A pesar de la expectación que se estaba creando entorno a Rice, éste mantenía los pies en el suelo, sabiendo en todo momento que lo había llevado hasta allí y destacando su paso por la NBDL. 
“Creo que la competencia en la D-League es un poco mayor de lo que la gente se piensa. La mayoría de los chicos ya han estado aquí (en la NBA). Creo que fue una gran ayuda. Casi todos mis compañeros han pasado por esto y han jugado las Ligas de Verano y fueron capaces de decirme lo que tenía que trabajar en la pasada temporada" declaraba el jugador a los medios
Con el Draft en el horizonte, Rice era una de las mayores incógnitas del evento. De ser pronosticado por algunos como una de las últimas elecciones de la primera ronda, otros creían que no iba a ser ni tan siquiera seleccionado. De esta manera, con esta enigmática situación, Glen Rice Jr. se presentaba al Draft, en el que afortunadamente para él, sería finalmente elegido en el puesto 35 por los Philadelphia 76ers, aunque poco después sería traspasado a los Washington Wizards en un movimiento en el que también estuvieron involucrados Nate Wolters y Arsalan Kazemi. 

Así pues, Rice se convertía en el jugador que más alto había sido drafteado siendo formado en la Liga de Desarrollo, lo que sin lugar a dudas reflejaba el trabajo y las dificultades que por una cosa o por otra, había tenido que lidiar el hijo de un 'All-Star' como Glen Rice. Un chico, que después de haber coqueteado con la delicuencia y ver como su carrera profesional se encontraba en la cuerda floja, ha sabido enderezar su rumbo, teniendo como premio el sueño de jugar en la mejor liga de baloncesto del mundo.


Un auténtico 'hombre espectáculo' que buscará un hueco en la mejor liga de baloncesto del mundo. He aquí una prueba de ello.





Artículo realizado por Nacho Juan Gracia (@NachoJuanRules). Gracias por su lectura.


*Declaraciones vía nbamaniacs.com

Share this:

, , ,

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. ¡Muy bueno Nacho!

    Sinceramente, ni sabía que se podía ser drafteado después de jugar en la D-League.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por molestarte en leerlo y aún más en comentarlo! :)

    ResponderEliminar