Barcelona-Real Madrid. Game 4.



Hoy, a las 19:15, el Palau Blaugrana será testigo del que puede ser el último partido de las finales entre Real Madrid y Barcelona, finales que hasta ahora, el equipo que hoy juega de local, ha dominado con autoridad, venciendo claramente en dos partidos y solo perdiendo en el segundo, en el Palacio de los Deportes. Unos partidos que nos han ofrecido bastantes datos que esta tarde será importante tomar en cuenta:

-La defensa. Posiblemente, el factor clave de la eliminatoria, y un trabajo que hasta ahora ha desarrollado mucho más el equipo de Xavi Pascual. El Real Madrid no ha sabido desarrollar una defensa tan fuerte y se ha visto superado por el Barcelona, sobre todo, en el tercer partido, donde el Barça desmontó al Real Madrid a base de triples, que en ningún momento supieron cómo parar los de Pablo Laso.

-El rebote ofensivo. Como pasó en las semifinales contra el Unicaja, el Real Madrid sufre de serios problemas con el rebote. La presencia intermitente de los pívots -hasta ahora solo Bourousis y Mejri han respondido- no contribuye al problema, y el Real Madrid cede muchos rebotes, tanto en defensa como el ataque. A la larga, el problema pasa factura, ya que si el Real Madrid sufre de problemas defensivos, por mucho potencial que tengan en ataque, no van a poder competir con un equipo que dispone de varias posesiones más.

-El primer cuarto. Posiblemente, el primer y el segundo cuarto son los cuartos de "menor importancia", si se puede considerar así, en baloncesto. Sin embargo, en estas series el primer cuarto se está convirtiendo en una referencia de lo que va a deparar el partido, ya que la distancia que un equipo obtiene sobre otro en este cuarto, a pesar de que sufre oscilaciones, se mantiene en el resto del partido. Así, el equipo que sale más enchufado a la cancha desde el minuto uno puede garantizarse la victoria.

-Jugadores clave. Varios jugadores han destacado en las series. Unos para bien, unos para mal, y estos son:

-Marcelinho Huertas: el base del Barcelona es el hombre clave hoy por hoy en el Barcelona. Con su papelón en semifinales, clasificando al Barcelona con la canasta final, se erigió en el hombre héroe, y actualmente es el jugador más relevante en este Barcelona. No es solo un base anotador -con su ya conocido tiro a una pierna-, sino que va mucho más allá. Defiende y asiste, convirtiéndose en un auténtico calvario para la defensa del Real Madrid cuando se asocia con Ante Tomic en ese pick n'roll central que el conjunto de Pablo Laso todavía no ha aprendido a defender tras dos temporadas ya haciéndolo.

-Rudy Fernández: si bien destacamos a Marcelinho Huertas como el hombre importante en este Barcelona, Rudy Fernández lo es en el Real Madrid. A pesar de sus molestias, tanto en la mano, con ese dedo roto, como en el tobillo, con ese esguince, Rudy Fernández es la pieza clave en el juego del Real Madrid. Vino para jugar este tipo de partidos, y si Rudy está en ellos, el juego del Real Madrid se libera en todas las facetas, ya que no solo anota, sino que aporta en todos los ámbitos: rebotea -defensiva y ofensivamente-, asiste, roba y fuerza faltas personales. Rudy Fernández deberá erigirse como líder esta noche si el Real Madrid quiere devolver las series al Palacio de los Deportes.

-Juan Carlos Navarro y Brad Oleson: la dupla de hombres exteriores del conjunto de Xavi Pasual está resultando un auténtico martirio para el Real Madrid. Juan Carlos Navarro, ya conocido por todos, es un auténtico estandarte ofensivo, un triplista puro que, con sus famosas 'bombas', resulta un hombre difícil de defender en ataque. Sin embargo, posiblemente, el hombre que haya que destacar es Brad Oleson, jugador completo donde los haya. Posiblemente, el mejor defensor del Barcelona, Brad Oleson es capaz de anular al jugador que le pongan -entre otros, es conocido como el 'anti-Carroll'-. Sin embargo, su relevancia en el juego del Barcelona va mucho más allá de su impecable defensa, y en ataque es otro hombre clave. Su aportación en ambas facetas lo hace, posiblemente, el jugador más completo que hay en el equipo de Xavi Pascual.

-Sergio Rodríguez y Sergi Llull: una vez habiendo hablado de la dupla del Barcelona, es imposible olvidarse de la dupla de bases del Real Madrid. Magia y potencia se combinan a partes iguales entre los dos Sergios. Sergi Llull ofrece una explosividad que viene perfecta al juego que quiere plantear el equipo de Pablo Laso en las transiciones ataque-defensa que propone el Real Madrid. Así, Llull termina por obtener una penetración a canasta o una falta personal, sumando siempre para el Real Madrid. Por otro lado, Sergio Rodríguez es la magia. MVP de este año, no está brillando con toda la luz que debería en las series, y el Real Madrid echa de menos sus asistencias. Si bien acertado desde la línea de triples, el 'Chacho' no está ofreciendo todo el baloncesto que podría ofrecer.

-Ante Tomic: dejando atrás a los hombres exteriores y empezando a hablar de los hombres interiores, el jugador que destaca por encima de todos es Ante Tomic. El antiguo jugador del Real Madrid se convierte en un auténtico martillo pilón, indefendible, para el equipo de Pablo Laso en esos pick n'roll centrales cuando se asocia con Marcelinho Huertas. Su arsenal ofensivo es inagotable, y así, junto con los rebotes que obtiene, su valoración se dispara. El Real Madrid todavía no ha encontrado cómo defenderlo, y si no encuentra manera de hacerlo en este Game 4, será muy difícil que puedan llevar el partido de vuelta a las series.

-Nikola Mirotic y Felipe Reyes: dando un claro ejemplo de brillar por la ausencia, los '4' del Real Madrid están totalmente desaparecidos en estas series. Si bien Nikola Mirotic ya venía en una dinámica negativa en las semifinales, donde solo consiguió brillar en el primer partido, Felipe Reyes ofrecía un relevo de garantías en los siguientes partidos. Sin embargo, en esta final, el bueno de Felipe está 'missing' también, y ahí se crea un agujero en el Real Madrid, tanto ofensiva, donde pierden la amplia gama de recursos de Nikola y la capacidad reboteadora y de jugar al poste de Felipe, como defensivamente, donde los '4' del Barcelona como 'Boki' Nachbar ven una auténtica mina.

-Ioannis Bourousis y Salah Mejri: con la ausencia de los '4', se hace mucho más importante el papel de los '5', que hasta ahora en las series sí han respondido. Ioannis Bourousis fue el hombre referencia en el primer cuarto del Game 3, en el cual, de no ser por su aportación ofensiva, el Barcelona se habría disparado irremediablemente en el marcador. Salah Mejri está siendo la grata sorpresa de estas finales, aportando tanto en ataque como en defensa, donde su altura le permite una gran capacidad de intimidación y de colocar tapones. Pablo Laso le ha dado su confianza, y ha disputado minutos importantes, incluso en el 'clutch time', estando en cancha en el segundo partido a falta de dos minutos para el final. Si los ala pívot no responden, los pívots van a tener que volver a tirar del carro madridista.

Más allá de los factores de los anteriores partidos, hay uno clave en el conjunto del Real Madrid y es la necesidad. El Barcelona, todavía puede permitirse una derrota, pero el Real Madrid debe ganar si no quiere despedirse de otra final, y, tal y como van las series, el Barcelona le va a poner esa victoria al Real Madrid muy difícil. ¡Disfrutemos del buen baloncesto!

Barcelona-Real Madrid (19:15h; TVE1).

@TheSimpleJuan

Share this:

, , ,

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario